Primer día de Dietata

El nombre es cosa de mi hermano, que me llama “Tata” y tiene la irritante costumbre de terminar las palabras con “tata” cada vez que puede. Así que a mi Dieta, le llamaremos “Dietata”. Sin embargo, ésto no significa que yo vaya a dejar de ser una curvy. Lo que voy a hacer es moldear éste cuerpo serrano.

Ayer fui a mi doctora a recoger los resultados de mis análisis. Siento comunicar a todos los gordofóbicos, que tengo unos análisis per-fec-tos. Mi tiroides está controlada, no tengo colesterol, ni azúcar, ni hipertensión. Nothing. Sin embargo he pedido a mi doctora que me ponga a dieta por dos razones. Primero porque en el último año he ganado mucho peso y no quiero descontrolarme. Y segundo, porque en Agosto tengo la boda de mi Paula y quiero meterme en un supervestido de infarto. Sí, así de frívola soy, siento mucho decepcionaros.

Y ahí, sentada en la consulta del médico, me pregunta mi doctora qué clase de dieta quiero (¿¿¿una en la que pueda seguir cenando pizza los jueves???), que puede ponerme dos dietas: una cerrada y otra abierta. A mi lo de la dieta abierta, me sonó como a tener una relación abierta, donde se pueden ver a otras personas. Y me gustó la idea. Si se trata de una relación, no lo veo; pero si tener una dieta abierta significa que puedo estar con otras dietas a la vez me parece la mejor idea del mundo, porque yo con una dieta sólo, paso hambre. Mi gozo en un pozo, porque no se refería a eso, sino a que te dan grupos de comida, y te dicen lo que puedes comer de cada grupo y sus respectivas cantidades. Un “Do It Yourself”, que te tienes que hacer tu propio menú con la lista que te dan.

Hoy ha sido mi primer día. Y aquí es donde yo os cuento los inconvenientes de ponerse a dieta. Por ejemplo: para mí que soy antitupper, tener que llevarme la comida al trabajo cuando estás a dieta es un HORROR. Tienes que salir de tu casa desde por la mañana temprano con media docena de piezas de fruta, el pavo de media mañana, la verdurita de primer plato, la carne/pescado/o lo que proceda de segundo plato. Más fruta de postre o un yogur…¡pero vamos a ver! no sé si llevarme el carro de la compra o que el pedido del Mercadona me lo lleven directamente al trabajo. Total que lo llevo muy mal. Otra pega: si tienes un día de locos en el trabajo, como ha sido mi caso hoy, y no paras para tomarte lo que te toca a media mañana, o a media tarde, porque tienes tantas cosas que hacer o estás tan absorto/a que se te olvida, pues ya no estás haciendo la dieta bien. Y entonces te pasa como a mi hoy, que llegas a casa con hambre, dolor de cabeza y mal humor.

Como veis no he tenido muy buen comienzo de Dietata, pero mañana será otro día. Y seguiré buscando motivaciones…

dieta

Seguiremos informando…

Diana.

Anuncios

16 pensamientos en “Primer día de Dietata

  1. Bueno no te preocupes si el primer día no fue bien del todo, lo importante son los siguientes ya verás como para la boda estás de lujo.Es verdad que el tema tupper es un rollo pero seguro que le coges el tranquillo.
    Besos

    Me gusta

  2. Ojalá una dieta que podamos seguir cenando pizza los jueves, los viernes, sábados y domingos 😦
    Yo estoy en proceso mental para comer más sano y hacer mucho ejercicio , porque en mi caso si que tengo los análisis desastrosos, no por qué coma mal, si no porque desde siempre como me descontrole lo más mínimo se me dispara todo a la vez, colesterol por los aires, hierro y azúcar por los suelos, tiroides como le da la gana… un caos. Y soy de las que lleva toda la vida haciendo ejercicio y ahora que he parado me siento flojisima y necesito un chute de energía ya de ya. Eso sí, lo de curvy lo llevo en los genes y a mucha honra 😀
    Un besazo!!

    Me gusta

    • Desde luego que valoro la fuerza de voluntad que tienes. Nunca he podido ponerme a dieta mas de dos días, bien cierto es que practicamente no la necesito, pero si me gusta comer sano y controlar lo que como, ya que si me dejo, estaría todo el día picando entre horas y comiendo mucha comida basura que al fin y al cabo es dañina para la salud.. Un besito

      Me gusta

  3. Yo admito que no me llevo bien con las dietas…ni me he propuesto nunca una porque se que no cumplo ni el primer día. Lo de llevar comida al trabajo es horrible, salvo que tengas un termo.Yo uso uno del niño, tipo papillero que mantiene todo caliente, porque a mi es que comer siempre cosas frias…no me va, necesito calentito. Eso si, si tengo que cocinar antes del alba para llevarlo…ya la liamos, no lo hago jaja.
    mucho animo con ella!

    Me gusta

  4. Ay, a mi me pasa igual, bueno, primero que también soy una gorda con análisis perfectos, pero creo que después del embarazo me voy a poner a dieta, porque los años pasan y al final por salud vale la pena. Total, que lo de los tuppers en el trabajo es un ROLLO, luego además jamás me apetece lo que me traído, que después de las horas en la nevera tiene una pinta horrible… En fin, ya veremos :S

    Me gusta

  5. Hola buenas!! jajaja que buen nombre para la dieta, al menos te lo has tomado con humor.
    Tienes razón yo no sé por qué se piensan que las personas que tienen sobrepeso tenemos que estar con la tensión alta, colestrol, tiglicéridos…. es lo mismo que pensar que la gente que está bastante delgada tiene el SIDA jajajaja.
    Ese problema de hacer dieta y parecer que te vas de excursión con 5 niños lo conozco, yo he sido incapaz de hacer dieta en el trabajo, porque o vas cargada de cosas que no te va a dar tiempo a comerte, o empiezas con las barritas o yogures.
    Lo de las dietas abiertas está muy de moda y creo que es más dinámico que ponerte a tu bola a perder peso con una dieta más sujeta.
    A ver que tal se te da la Dietata 😉 nos vemos!

    Me gusta

  6. Guapa mucho ánimo, llevar una dieta no es sencillo es verdad pero si se tiene fuerza de voluntad y una buena motivación (que ya tienes) seguro que a la final lo conseguirás. Es seguir adelante, no perder el norte y tener mucha, mucha paciencia 😀

    Me gusta

  7. Tienes razón, el principio siempre es horrible, estás mareada, te encuentras mal, tienes mal humor, y te mueres de hambre. A mí siempre me resulta muy duro, prefiero ir al gimnasio y quemar lo que como, lo llevo mejor la verdad, el problema es que desde que nació mi hijo no tengo ni tiempo ni dinero, así que siempre digo que tengo que ponerme a dieta y al final nunca lo hago…
    Te mando todo mi apoyo guapa, estoy deseando que nos sigas contando qué tal, y que al final consigas meterte en ese precioso vestidazo de infarto, que también estoy deseando ver!!!

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias Laura! A mi con el gimnasio me pasa lo mismo que a ti, principalmente la falta de tiempo, pero a ver si me reorganizo y empiezo con ello. En breve la segunda entrega de la Dietata, jejeje. Besos!

      Me gusta

  8. Yo el año pasado yendo al monte con unos amigos me di cuenta de lo en mala forma que estaba. El cuerpo no me seguía en un paseo que estaba calificado hasta para niños. Hablé con una amiga nutricionista y me dio unas pautas con las que he cambiado por completo mi forma de comer, sin estar a dieta y sin darme cuenta he perdido cerca de 18kg. Fundamentalmente se basa en olvidarse de todas las cosas marcadas como light y comer “a la antigua” eliminando por completo todos los productos procesados industrialmente. En lugar de comprar yogur, me hago cuajadas en casa. Y he suprimido todo lo que lleva endulzantes añadidos. (Queso, yogures, zumos, bebidas carbonatadas, helados, stevia y similares, todo fuera). No sólo me siento mejor, sino que hasta mi piel me lo ha agradecido. En cualquier caso, mucha suerte que lo más duro es el principio.

    Me gusta

    • Estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo que nos venden como productos “light” nos perjudican más que beneficiarnos. Y lo que más me cabrea es que aunque quieras comer sano, no puedes: ¿cuanto hace que no comes pollo que sepa a pollo de verdad? El otro día compré unas manzanas para la dichosa dieta y ¡saben a plástico puro! Indignadísima estoy. Gracias por el ánimo Pharmabeauties. Besos

      Me gusta

  9. No conocía el concepto de la dieta abierta, creo que es menos radical, pero al mismo tiempo costará más seguirla, ¿no? Desde aquí te mando ánimo y no me parece superficial el motivo, al fin y al cabo creo que es la “excusa” que necesitabas para dar el paso y verte mejor, bss!

    Me gusta

    • De hecho no me está costando demasiado porque me puedo hacer yo misma el menú y jugar con las cantidades. En el próximo post explicaré un poco mejor en qué consiste. Gracias por los ánimos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s